Expertos recomiendan el consumo de leche ante las deficiencias de las bebidas vegetales como fuente de calcio

Informe conjunto FEN y FINUT

 

Expertos recomiendan el consumo de leche ante las deficiencias de las bebidas vegetales como fuente de calcio

 

  • La leche es la principal fuente de calcio por su alto contenido y biodisponibilidad
  • Una dieta sin lácteos impide alcanzar las ingestas recomendadas de calcio y vitamina D

 

Fuente: El Economista

 

Las bebidas vegetales no son sustitutivas de la leche desde un punto de vista nutricional, ni tampoco equiparables a ella en cuánto a sus aportes de calcio, según ha concluido el informe La leche como vehículo de salud: calcio y sus determinantes en la salud de la población española, elaborado por la Fundación Española de Nutrición (FEN) y la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT).

La principal fuente de calcio en la alimentación occidental es la leche y sus derivados, dado su alto contenido y su elevada biodisponibilidad. La evidencia científica demuestra que en las bebidas vegetales “la gran mayoría de calcio es añadido” y “no contienen vitamina D”, un nutriente que juega un papel fundamental en la absorción del calcio, concluye el informe.

Para el presidente de la FEN, Gregorio Varela Moreiras, y el presidente de FINUT, Ángel Gil, los alimentos de origen vegetal como “los cereales, las frutas, los frutos secos o las legumbres no han de contemplarse como fuente dietética de elección ya que no pueden satisfacer las necesidades nutricionales de calcio y vitamina D en las distintas etapas de la vida”.

Una dieta sin leche impide alcanzar las ingestas recomendadas

El informe de FEN y la FINUT explica que la disminución en el consumo de leche impacta de manera muy negativa en la población española. “Existe la idea de que una dieta exenta de leche y lácteos no supone un problema a la hora de alcanzar las ingestas recomendadas de calcio y vitamina D, y esto es un completo error: de acuerdo a nuestro modelo alimentario occidental, la exclusión de los lácteos impide alcanzar las ingestas de referencia para todos los grupos de edad”, ha manifestado Gregorio Varela.

Frente a “algunas organizaciones sin base científica” que han sugerido “de manera arbitraria” que el consumo de lácteos “aumenta las enfermedades crónicas”, provocando “escepticismo” entre los consumidores, los expertos nutricionistas concluyen que “la ingesta adecuada de calcio a través de los lácteos, conjuntamente con un status adecuado de vitamina D, se asocia a una mayor densidad ósea, a un menor riesgo de diabetes en mujeres embarazas y accidentes cerebrovasculares, y previene el cáncer de mama, colorrectal y de tiroides.