Preguntas frecuentes en torno a los lácteos

Preguntas frecuentes entorno a los lácteos

43959061_ML

¿La bebida de soja aporta los mismos nutrientes que la leche de vaca? ¿Es comparable la bebida de almendras a la de vaca?

No, la bebida de soja y la de almendras son productos diferentes a los lácteos.

  • La bebida de soja se produce a partir de la soja. Sus nutrientes, derivados de una fuente vegetal, no son los mismos que los de la leche de vaca.
  • Las vitaminas que aporta la leche de vaca no están presentes, o lo están en escasa cantidad, en la bebida de soja.
  • En cuanto al contenido en minerales, especialmente el calcio es mayor y presenta mejor biodisponibilidad en la leche de vaca.
  • Tampoco contiene los mismos nutrientes la mal llamada “leche de almendras”. A igualdad de ración, la bebida de almendras aporta más calorías y la biodisponibilidad de sus nutrientes no son comparables a los de la leche.

Si las grasas saturadas son tan malas, ¿por qué hemos de tomar leche entera?

Cuanta mayor cantidad de grasa contenga la leche, mayor aporte de vitaminas liposolubles A, D, E y K tendrá.

Las seroproteínas que se incluyen en la leche tienen un efecto saciante, así que son buenas para bajar de peso. Además, la leche entera tiene ácidos grasos que no se añaden al tejido adiposo al no sintetizarse de nuevo con el consumo.

Sin embargo, y a diferencia de lo que sucede con otros alimentos, tenemos leche semidesnatada y desnatada, con menos grasa, que se adaptan a las necesidades de personas con problemas de sobrepeso, obesidad, hipertensión y colesterol, entre otros.

¿Lleva la leche ácidos grasos trans?

Aunque la leche contiene ácidos grasos trans, el mayoritario (trans -11 C18:1) no tiene efectos negativos para la salud. Este es precursor de un ácido graso presente en la leche: el ácido linoléico conjugado, que contribuye a mantener unos niveles adecuados de colesterol en sangre, entre otras actividades biológicas de interés.

¿Los quesos llevan mucha sal?

Las diferencias en la composición entre unos quesos y otros depende de la materia prima, del proceso de elaboración (empleo de leche cruda o adición de cultivos iniciadores) y de la maduración (fresco, semicurado, curado).

Por lo tanto, el contenido en sodio es dependiente del tipo de queso. En el caso del queso fresco y algunos otros tipos, existen variedades sin sal en el mercado.

Los animales sólo toman leche de pequeños y de su madre. entonces, ¿por qué hemos de tomar leche de adultos y de otros animales?

Tras el periodo de destete, los mamíferos excluyen la leche de su alimentación, excepto el ser humano, en el que el consumo de leche de otras especies se prolonga a lo largo de toda la vida. Esto es debido a un factor cultural muy acusado.

En la civilización occidental es típico el consumo de leche de vaca y, en menor medida, de cabra y de oveja. La hipótesis principal señala que se trata de una ventaja adaptativa de la especie humana. Se ha documentado que la lactasa permite el aprovechamiento de un alimento de elevado contenido proteico y calórico en épocas en las que la provisión continua de alimentos no está garantizada.

¿La leche va bien para la tensión?

El calcio y la vitamina D presentes en los productos lácteos se relacionan con una menor probabilidad de padecer hipertensión.

Además, en diversos estudios se ha investigado la relación entre la hipertensión y el consumo de productos lácteos.

En un estudio de la Universidad de Navarra en 5.880 individuos de todas las edades, se observó una reducción del riesgo de nuevos casos de hipertensión de hasta el 54% en adultos con un alto consumo de productos lácteos desnatados.

¿Ayuda el consumo de productos lácteos en la prevención de enfermedades como la hipertensión?

La ingesta de calcio y vitamina D en la dieta se relacionó con una menor probabilidad de padecer hipertensión. Además existen otros componentes de los productos lácteos con posibles efectos beneficiosos sobre la tensión arterial, como la lactosa, las proteínas lácteas y péptidos derivados, así como el potasio y el magnesio.

Por tanto, no conviene restringir el consumo de los productos lácteos a la población general. En el caso de las personas con una enfermedad cardiovascular de base o sobrepeso, sería más recomendable que tomaran productos desnatados y/o semidesnatados.

¿La leche provoca asma?

No existen datos científicos suficientes que relacionen directamente el consumo de leche y la aparición de mucosidad o de asma.

Un estudio realizado a 7.600 padres de niños en edad escolar en zonas rurales de Alemania, Austria y Suiza, demostró que la ingesta de leche cruda se asociaba inversamente al padecimiento de asma y alergia. Por lo que se concluyó que no había evidencias científicas que asociaran el consumo de leche con la tenencia de asma.

¿Se puede evitar la osteoporosis sin tomar productos lácteos?

La masa ósea esquelética está determinada por una combinación de factores genéticos, hormonales, nutricionales (sobre todo calcio y vitamina D) y de actividad física.

La leche y productos lácteos aportan el 60-75% del calcio total recomendado en la dieta.

Para cubrir la cantidad de calcio diaria recomendada (1.000 gr en adultos/1.300 gr en niños y embarazadas), es necesario el consumo de 4 raciones de lácteos al día: 1 vaso de leche, 2 yogures y 40 gr de queso magro u 80 gr de queso fresco, por ejemplo. En niños y embarazadas sería de 3-5 vasos de leche al día.

Un consumo adecuado de productos lácteos puede ayudar a evitar la osteoporosis, especialmente en personas predispuestas a sufrirla y sensibles a un aporte insuficiente de calcio.

¿Se puede conseguir suficiente calcio sin tomar productos lácteos?

A través de una fuente natural no es posible. La leche y productos lácteos aportan el 60-75% del calcio total recomendado en la dieta.