La industria láctea propone a las Administraciones diez medidas para garantizar el suministro de materia prima y el futuro del sector

La industria láctea propone a las Administraciones diez medidas para garantizar el suministro de materia prima y el futuro del sector

 

  • Ante el contexto de incertidumbre, la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FeNIL) ha presentado un programa de diez propuestas para garantizar el futuro del sector lácteo español.

 

  • El director general de FeNIL, Luis Calabozo, asegura que “el principal reto que afronta el sector es asegurar el suministro de nuestra materia prima, la leche de origen nacional. Proponemos estas medidas para garantizar el futuro de la industria láctea española y su aportación a la nutrición saludable, la economía, el empleo y la fijación de la población a las áreas rurales”.


Madrid, 4 de mayo de 2023
.  La Federación Nacional de Industrias Lácteas (FeNIL), entidad que agrupa a 60 empresas que transforman el 95% de la leche producida en España, ha presentado un programa de diez propuestas para garantizar el futuro del sector lácteo español para afrontar su reto fundamental: garantizar el suministro de su principal materia prima, la leche de origen español.

El documento Por el futuro del sector lácteo en España, presentado hoy, asegura que “para lograrlo es necesario actuar sobre los tres grandes ejes de la cadena del sector lácteo: la materia prima, el valor de la cadena y las condiciones de mercado”.

En torno a estos tres ejes, las propuestas de FeNIL “buscan impulsar no sólo la actividad de la industria transformadora, sino de toda la cadena del sector, desde la granja a los hogares españoles”, ha asegurado Luis Calabozo, director general de la federación, en la presentación del documento.

Calabozo ha destacado que “el gran desafío al que nos enfrentamos es asegurar el aprovisionamiento de leche suficiente, de calidad, y sostenible medioambiental y económicamente”. El director general de FeNIL ha hecho un llamamiento a la colaboración e implicación de los poderes públicos a considerar las medidas propuestas. “Está en juego todo el sector y, con él, su aportación a una dieta saludable y accesible, a la economía y el empleo, y a la fijación de la población en territorios rurales, donde, en muchos casos, la industria láctea es la única fuente de actividad y empleo industrial”.

“La sociedad debe saber que detrás de cada brik de leche, de cada queso o yogur en el lineal, hay un esfuerzo gigantesco de miles de ganaderos y de industrias, que recogen y transforman la leche cada día. Estamos afrontando un escenario de incertidumbre, que, sumado a una fuerte crisis de costes, amenaza al tejido productivo”, ha asegurado Calabozo.

Para FeNIL, la sostenibilidad de la cadena debe abordarse de forma integral. Con este enfoque, la federación insta a los poderes públicos a activar una serie de medidas para garantizar la sostenibilidad y viabilidad del sector lácteo español:

  1. Garantizar el volumen suficiente de producción y aprovisionamiento de leche cruda (materia prima), promoviendo aquellas medidas que estimulen las decisiones de inversión de empresarios ganaderos e industria transformadora.
  2. Asegurar un valor para los productos lácteos que permita garantizar una remuneración justa a todos los eslabones de la cadena: Crear valor para repartir valor
  3. Promover el relevo generacional en el sector ganadero de leche, a través no sólo de la mejora de las condiciones de vida en el medio rural, sino también de la formación y la I+D+i.
  4. Poner en valor el aporte nutricional de los productos lácteos como alimentos esenciales necesarios para lograr una dieta saludable y competa, promocionando su consumo y combatiendo los falsos mitos que los estigmatizan.
  5. Crear las condiciones que garanticen el atractivo del medio rural en general, y del sector lácteo en particular. Para ello es necesario que la España rural cuente con infraestructuras suficientes en términos de transporte, conectividad, acceso a la atención sanitaria y a la educación.
  6. Priorizar las condiciones que aseguren la competitividad de todos los eslabones de la cadena, como condición necesaria para la supervivencia y desarrollo del tejido ganadero e industrial español frente a los competidores lácteos internacionales.
  7. Establecer criterios realistas sobre los distintos modelos de las granjas, favoreciendo su viabilidad a largo plazo, de acuerdo con la capacidad de retorno de las inversiones, la evidencia científica y los análisis de impacto.
  8. Aplicar el mejor tratamiento regulatorio y fiscal a los productos lácteos, como alimentos esenciales de primera necesidad para la población.
  9. Adaptar los perfiles nutricionales de la OMS a las tradiciones, hábitos alimentarios, necesidades y patrones de la dieta de cada país, reconociendo el valor nutricional de la leche y los productos lácteos.
  10. Armonizar y ajustar los criterios de las iniciativas regulatorias medioambientales europeas, estatales y autonómicas, especialmente en lo referente a envases y residuos, garantizando el equilibrio entre los objetivos perseguidos y el abastecimiento a costes asumibles por el ciudadano de estos alimentos esenciales.

 

El director general de FeNIL ha recordado que la industria láctea española, compuesta por un 98,5% de pymes, factura 9.500 millones de euros al año, representa el 1,3% del PIB y genera 30.000 empleos directos. Además, cerca del 40% de las instalaciones lácteas está ubicado en poblaciones de menos de 5.000 habitantes.

 

FeNIL_General_Por-el-futuro-del-sector-lacteo.pdf (90 descargas)